En los últimas semanas, la población alicantina de Callosa del Segura está siendo noticia por su tenaz oposición a la retirada de la Cruz de los Caídos que está junto a la iglesia del pueblo, en aplicación de la Ley de la Memoria Histórica. Para ellos, la Cruz forma parte de su historia y no hay callosino que no tenga en su álbum familiar una foto de bautizo, comunión o boda junto a la cruz.

En cualquier caso, el nombre de Callosa del Segura no le es indiferente a ningún falangista: la Falange callosina participó en el intento de salvar a José Antonio en julio del 36 que, al ser fallido, supuso una condena a los 26 vieja guardias.

Por el recuerdo a los camaradas caídos, nuestro rechazo a la tuerta Ley de la Memoria Histórica y por el ejemplo dado por una población que se opone a la retirada de un símbolo que consideran patrimonio históco de Callosa, la jefatura provincial de La Falange alicantina convocó una manifestación-concentración el pasado 21 de enero, en la que participaron muchos habitantes del pueblo. De los oradores, hay que destacar la intervención de Francisco Torres -que en su libro "La vida por José Antonio" recoge la gesta de los falangistas de Callosa del Segura y otros de la Vega Baja- y la de un miembro de la Plataforma local en Defensa de la Cruz. Más información en la web de La Falange


Ver actividades y otras cosas