Un año más, la Hermandad de la Vieja Guardia, con la colaboración de La Falange, organizó el acto de Recuerdo y Memoria a a los que sacrificaron su vida por una España mejor.

El acto se abrió con la Oración a los Caídos de la Falange, una de las más bellas y emotivas oraciones que se haya escrito en el siglo XX, y a continuación intervinieron los oradores: Jesús Muñoz (jefe de prensa del sindicato TNS), Manuel Andrino (jefe nacional de La Falange) y Carlos Batres (presidente de la Vieja Guardia), a quien correspondió además cerrar el acto iniciando el Cara al Sol y los gritos de rigor.

Nos hubiera gustado que sus discursos hubieran sido otros, que hubieran hablado de lo bien que nos iba a todos económicamente; que todos los españoles nos sentiesemos orgullosos de nuestra historia en común; que los a políticos solo les moviera el bien de España y no los intereses de partido y personales; que la historia fuese realmente historia y no un elemento a manipular por los políticos, unos por acción y otros por omisión... Pero otro año no pudo ser porque todo sigue igual, incluso peor: La desigualdad social es cada vez más notoria, el separatismo campea a sus anchas y la Memoria Histérica ha devuelto a la vida a una guerra civil que pasó hace 80 años, e intenta que se olvidé, por ejemplo, que muchos nacionales que se alzaron en el Cuartel de la Montaña fueran vilmente asesinados tras su rendición por la turba miliciana.

Tampoco pudo ser que tuviésemos un acto tranquilo y que las fuerzas de seguridad defendieran nuestros derechos cuando fuimos increpados por los energúmenos de siempre, pero ya estamos acostumbrados a la pasividad policial y los energúmenos son eso: energúmenos. Ni unos ni otros podrán callarnos.

Caídos en el Cuartel de la Montaña
¡¡¡Presentes!!!



Vídeo del acto


Ver actividades y otras cosas